El diario de la boda de mi hermana. Parte III

16 enero, 2018



¡Buenos días chic@s!

Vuelvo a retomar la boda de mi hermana porque este fin de semana hemos tenido un evento muy especial y estoy deseando que lo leáis.

Pues bien, como ya no queda prácticamente nada para el bodorrio, y como es tradición en nuestra familia, este fin de semana hemos celebrado la pedida de mi hermana Marta en casa de mis padres, un evento muy familiar y emotivo del que he disfrutado muchísimo.

Para los que no soléis tener la tradición de hacer pedida, es un evento íntimo dónde el novio pide la mano de la novia al padre de ésta. Hoy en día es un símbolo dónde se unen o conocen las familias de los contrayentes. En este evento, los padres del novio hacen un regalo a la novia y los padres de la novia al novio. Éste suele ser un anillo, el anillo de pedida y el que representa que la novia está prometida.  Se suele celebrar en casa de los padres de la novia, pero cualquier sitio es bueno para hacer este evento. Además ese día la novia recibe ramos de flores por parte de amigos y familiares.

Estos son algunos de los ramos que recibió mi hermana.

Pues bien, como he dicho antes, la pedida fue un evento muy íntimo, ya que solo fuimos la familia más directa y donde tuvimos el placer de disfrutar de una cena maravillosa y una larga sobremesa que duró ¡hasta las 3 de la madrugada!.

A continuación os dejo fotos de la decoración, una preciosa mesa redonda de 10 comensales que preparamos con mucho cariño. El color escogido para la ocasión fue el verde, y donde quise aprovechar la ocasión para dar un toque especial con estas preciosas tarjetitas marca sitios con la acuarela del olivo, que tantísimo gusta entre nuestros novios y que até a la hojita de eucalipto.

Mi hermana también eligió el verde para la ocasión y realmente creo que estaba guapísima, no me imagino como estará el día de la boda, aunque me muero de ganas.

La tradición marca que las invitaciones de boda, invitaciones que estoy deseando enseñaros,  no se deben repartir hasta después de la pedida, pero en nuestro caso he de deciros que no ha podido ser así. Con la Navidad  por medio, y cada familia viviendo en un punto distinto de España nos ha sido imposible realizarla antes y las invitaciones a día de hoy están más que repartidas.

Un detalle que quiero destacar y que me encantó del evento fue uno de los regalos que recibió Jaime por parte de mis padres, y es que al ser de fuera de Sevilla y tras un discurso impecable y precioso de mi padre, recibió una réplica en miniatura de las llaves de la cuidad de Sevilla, como símbolo de aceptación a la familia.

Lo pasamos muy bien, nos reimos, nos emocionamos y disfrutamos al máximo. Ya solo queda ultimar los preparativos para el gran evento para el que tan solo quedan…

…38 días!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *