La boda de Carmen y Antonio en Sevilla

9 enero, 2018



La boda que os traemos esta semana es muy especial para nosotras, ya que hemos tenido el placer de vivirla en primera persona con el servicio de ayuda en vuestra boda y de la que hemos disfrutado muchísimo con todos los preparativos.

Carmen y Antonio se conocieron en una barbacoa de empresa y, desde ese momento se dieron cuenta que existía mucha química entre ellos. Un año y medio antes eligieron fecha para casarse, el 27 de mayo. Como vivían en distintos sitios de España querían poder elegirlo todo juntos, además de ser mayo el mes favorito de Carmen, coincidía con el día con su aniversario de novios.

Pues bien, gracias a su pasión por la papelería, Carmen era seguidora de Micrapelbodas y de nuestros trabajos desde hacía muchísimo tiempo y un día se enamoró de nuestras invitaciones de mariposas publicadas en la web.

“Fue lo primero que hice al empezar a organizarlo todo, elegir las invitaciones, incluso antes de saber la fecha de la boda”

Les diseñamos unas preciosas invitaciones con las acuarelas de mariposas sobre un fondo verde, quedaron espectaculares y la temática no pudo ser la mejor bienvenida a todo lo que pudimos vivir después.

Soñadora del día B desde que tiene memoria, sabía muy bien lo que llevaría puesto ese día, de hecho, hizo su propio boceto en un cuaderno antes de empezar a ver diseñadores. Visitó varios talleres de Madrid y Sevilla pero fue María Palomo la que supo transmitirle más confianza a la hora de respetar su idea y trabajar sobre ella. El resultado, un fantástico diseño cortado en la cintura y manga al hombro plisada, con varias capas de tela y acabado en gasa de plumeti. Como detalle, le pusieron una mariposa de oro blanco y brillante de su familia que siempre había soñado con poder lucir ese día. Para terminar, llevaba una cola de 4m de quita y pon para estar más cómoda en el baile.

Para los zapatos Carmen quiso darse un capricho y tras probarse toda la tienda, eligió unos stilettos de Jimmy Choo de purpurina en tonos rosas.

Del maquillaje y peluquería se encargó Luis Ramos y su equipo, quería un peinado elaborado para poder lucir la diadema hecha por Lamágora, donde María le integró una pieza de la tiara que lució su abuela materna el día que se casó sobre una diadema de cristales de Swarosvki en tonos rosas.

Para el maquillaje pidió algo muy sencillo y natural para no verse rara ya que normalmente no suele ir maquillada.

“El resultado fue inmejorable además de lo ameno que me hicieron los preparativos previos a ese día”

Lució unos pendientes de perlas, regalo de su madre, así llevaba el “algo nuevo”.

Un bouquet de peonías en varios tonos rosas y algunas rositas de pitiminí en tonos cremas fue el diseño que Cártamo le hizo para su ramo, donde además llevaba un lacito de terciopelo azul para cumplir con el “algo azul”.

Carmen y Antonio se casaron en El Cachorro en Sevilla, hermandad de ella desde la cuna y de toda su familia. De adornar la basílica se encargaron los floristas de la hermandad, conocidos de la familia y los que mejor sabían cómo dejarla preciosa.

Para las flores eligieron tonos blancos y amarillos dejando para los bancos rosas blancas y paniculata.

Nosotras le hicimos unos pay pais misales y la carpetilla de firmas de testigos con la acuarela de la iglesia.

Nos cuenta Carmen que el detalle más bonito y sentimental de la boda fue que le cantase la misa el coro de la Sociedad Musical de Sevilla, del que su padre forma parte. Éstos le regalaron un arreglo de Oboe de Gabriel, el tema principal de la película La Misión, pieza favorita de Carmen de Ennio Marricone.

A la salida de la iglesia, una lluvia de confetis de mariposas cubrió a los novios, que pusieron rumbo a la hacienda, Al-Yamanah, finca que fue residencia de Aníbal González era la favorita de ambos, por sus jardines del estilo a los del parque de Mª Luisa y por tener varios espacios ideales para celebrar la boda soñada, además de su maravilloso cátering.

Tras recibir a los invitados justo a la bajada de los autobuses, los novios se trasladaron al coctel de bienvenida, donde pudieron hacerse fotos en el precioso photocall de mariposas que le habían preparado sus tías y bajo el arco de los besos, donde también nosotras tuvimos nuestra foto con los novios.

Siguiendo la temática de la boda, les hicimos un sitting a juego con los meseros de acuarelas de mariposas, donde en este caso cada número de mesa iba relleno por maripositas pequeñas, sinceramente pensamos que no pudo quedar más mono.

Sitting plan Micrapelbodas

Carmen no quería desprenderse de su ramo por lo que encargó una réplica en miniatura que regalo a su mejor amiga. Además de sorprender a su madre con una tarta de cumpleaños coincidiendo la fecha.

Como detalle para los invitados querían algo que pudieran usar diariamente y que les recordara a ese día con ellos, por lo que eligieron un brillo de Calvin Klein y unas pulseras de cuero con una estrellita para las chicas y un cuelga gafas étnico para los chicos, todo dentro de unas cajitas monísimas con diseño de mapamundi. Además de eso, pusieron un corazón de madera en cada plato con una frase que resume su relación:

“vales los riesgos, vales la vida”

Tras la cena, dieron paso a la barra libre donde los invitados iluminaron el baile con bengalitas. Pedro Corrales de Sonido al Sur fue el encargado de amenizar la fiesta que duró hasta altas horas de la madrugada.

Todas las fotos son el resultado de un gran equipo y de sobra conocido en nuestro blog como el de las chicas de Molina y Royo.

Servicio ayuda en vuestra boda de: Te ayudamos con Ilusión.

2 pensamientos en “La boda de Carmen y Antonio en Sevilla

  1. Carmen Barba Galbis

    Todo fue maravilloso, muchas gracias Micrapel (Alejandra, Cristina y equipo), por vuestro trabajo, vuestra amabilidad y vuestras recomendaciones. Uno de los días mas felices de mi vida, como madre de novia.

    Responder
    1. alejandra Autor

      Muchísimas gracias a vosotras Carmen por confiar en nosotras! Fue una boda preciosa y llena de detalles para recordar! un abrazo.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *