La boda de Vanesa y Francisco

9 marzo, 2016



Vanesa y Francisco se casaron en Cádiz el pasado mes de octubre. Como todos los novios que salen en nuestro blog, contaron con nosotras para la papelería de su boda. Los colores preferidos de Vanesa son el verde agua y el dorado, y partimos de eso para crear las invitaciones. Quería algo sencillo y elegante, y el resultado fueron estos sobres de plumeti con un díptico y un mapa con acuarelas que seguía los mismos tonos del sobre.
Nos cuenta Vanesa que las invitaciones gustaron muchísimo y que recibieron muchas felicitaciones por ellas, “el resultado no pudo ser más perfecto”. Son estas opiniones las que nos animan a seguir trabajando siempre con la misma filosofía: hacer tus invitaciones como si fueran las nuestras. Además de las invitaciones nos encargaron misales pai pai a juego y unas tarjetas de agradecimiento personalizadas que dejaron para cada invitado en las mesas.

image1 copia

image3

image5

El vestido de Vanesa lo confeccionó Antonio García. “Lo elegí porque a pesar de que tenía la idea de mi vestido muy muy clara, nadie supo captarla excepto él”. El vestido llevaba una falda con volumen y cuerpo ajustado y como único detalle llevaba unas joyas con nácar y guipur a modo de broche en un hombro. Vanesa quería era ir sencilla y sentirse ella misma. Por eso escogió los complementos del vestido de forma certera para no recargarlo. Pocas cosas, pero bien elegidas. Optó por llevar su anillo de pedida de oro blanco y diamantes de Aristocrazy, unos diamantes de Suárez como pendientes -regalo de su mejor amigo- y en el pelo dos peinas de Ani Bürech en oro, cera y cristal. Sus zapatos: los míticos rockstud de Valentino (de los que somos muy fans) en rosa nude: “estaba antojadísima de ellos desde antes de casarme y tenía clarísimo que serían míos”. La maquilló y peinó Manuel Cecilio. Nos cuenta Vanesa que iba simplemente como siempre va. Con una cola de caballo y un maquillaje muy natural.

1

2

3

8

El ramo y la decoración de la Iglesia corrió a cargo de de Decorflor, una floristería de San Fernando, su ciudad natal y donde se casaron. Quería un ramo sólo de paniculata blanca con una lazada de terciopelo. En la lazada llevó las alianzas de sus abuelos maternos, “muy importantes para mí y que ya no están conmigo”. El ramo fue regalo su mejor amiga, decidieron encargar su conservación en taller de flores Madreselva. “Crearon un lienzo enorme y precioso con mi ramo ¡totalmente recomendable!”.

10

Llovía tanto ese día que tuvo que abrir un paraguas dentro del coche camino de la Iglesia porque empezó a mojarse. El coche que la llevaba era un Cadillac descapotable amarillo del 55, propiedad de unos amigos suyos y que había sido utilizado por U2 para rodar un videoclip. Como el coche no era completamente estanco, empezó a entrar agua. Nos encanta la forma de afrontar esta situación de Vanesa, imaginaos los nervios del momento. Pero ella dice que “la estampa era de risa, mi padre con el ramo y yo con un paraguas, el coche del novio vino a rescatarme, pero llovía tanto que no podíamos ni hacer el cambio de coche”.

12

16

13

Se casaron en la Iglesia Mayor de San Pedro y San Pablo de San Fernando. Una iglesia con mucha historia detrás, ya que fue donde se redactó la Constitución Española de 1812 y donde los diputados juraron lealtad. Iglesia donde se casaron sus padres y donde fué bautizada. La misa fue muy emotiva por la amistad de la familia con el párroco y porque lo hizo todo muy emotivo y ameno. Contaron además con la Escolanía de los Palacios, sumándole más emotividad si cabe. La decoración fue muy sencilla. Querían olivos (Paco y su familia son de Jaén) tanto al inicio del largo pasillo como a los pies del altar mayor, y los combinaron con centros de hortensias blancas y paniculata. En los bancos colgaron cartuchos de rafia con paniculata.

17

24

18

26

La celebración tuvo lugar en las Bodegas Gonzalez Byass, en Jerez de la Frontera. Tenían muy claro que querían celebrar su boda allí desde que asistieron como invitados a las bodegas en otra boda. Recientemente se ha restaurado una de las bodegas más antiguas, la de los Gigantes. Cuando la vieron, tuvieron claro que era la única opción, y ya todo giró en torno al único día disponible en ella. En principio, la copa de espera era en los jardines de la zona anexa a esta bodega, pero como llovía tanto, les acomodaron la bodega de La Concha (muy auténtica, de albero y con las barricas antiguas), diseñada por Eiffel.

4

7

La bodega fue decorada de forma espectacular por el Catering La Buganvilia, llena de centros de árboles y hortensias de colores. Los meseros, como en una bodega que estaban, eran botellas de vino vacías. Cada una tenía acoplado en el corcho una foto en blanco y negro de playas de Cádiz. La mesa de dulces como veis en las fotos era simplemente alucinante, y tan grande, que tras 12 horas de boda, según nos cuentan, aun quedaban muchísimos caramelos. Pusieron un fotomatón vintage de Risbox durante muchas horas que fue todo un éxito. Vanesa y Paco hicieron personalmente para sus invitados unos kit de supervivencia “edición especial boda”, con omeprazol e ibuprofeno, chicle, tirita, toallita refrescante… en bolsas de papel kraft. Y como detalle para los mas pequeños de la boda, adornaron su mesa con unos globos de Mr. Wonderful blancos con motivos de boda, y unos kits de “Paparazzi a la vista”. Consistían en unas bolsas kraft con una cámara de fotos desechable, un lápiz y una lista de cosas que tenían que buscar y fotografiar. Atención a esta gran idea que encantó a los peques y les mantuvo de lo más ocupados y entretenidos. La verdad es que estos novios fueron de lo más detallistas y no se les escapó nada. Tenían una tarta preparada para 3 invitados que cumplían años ese día, ¡para que no les faltase soplar sus velas! La copa de espera fue amenizada por los chicos de D’etiqeta, con voz en directo, piano y saxo.

33

6

44

21

De la fotografía y vídeo se encargó Encarnación Campanario, las fotos son tan maravillosas como de costumbre (podéis recordar otras bodas de Encarnación Campanario publicadas en el blog pinchando aquí).

48

Todo la boda fue organizada y coordinada por las chicas de B de Bodas, que lograron un día perfecto y sin ningún pero desde el principio hasta el final. Nos cuenta Vanesa que fueron para ellos un pilar y apoyo fundamental, ya que por sus trabajos no tenían demasiado tiempo libre. Conclusión: “me rodeé de unas personas fantásticas y muy profesionales en cuanto a TODOS mis proveedores contratados, empezando por Micrapelbodas”. Y nosotras sólo podemos darle las gracias por confiar en nuestro trabajo y dejarnos ser parte de una boda genial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *