La boda de Jelena y Vicente en Madrid

16 octubre, 2017



Jelena y Vicente se casaron en Madrid el pasado mes de abril. Fue una boda muy internacional ya que antes de instalarse a vivir en Madrid, ambos habían vivido en muchos países por lo que lograron reunir invitados de ¡28 nacionalidades distintas!.

Para las invitaciones querían algo clásico pero diferente a las recibidas normalmente. Para darle ese toque, nos pidieron pintar una acuarela de la parroquia donde sellarían su amor para siempre y nuestra querida Almudena Arenado no pudo plasmar mejor  su petición.

“Quedamos muy contentos con el resultado y muchos de nuestros invitados nos han comentado que son muy elegantes y originales”

Jelena quería un vestido elegante, sencillo y romántico. Para materializar su sueño, eligió a Navascués, que le confeccionó un precioso diseño clásico con algún detalle contemporáneo, de manga larga, espalda con escote pronunciado y una impresionante cola.

Confió en Regina Capdevila para el peinado y el maquillaje. Nos confiesa Jelena que buscaba algo muy natural con lo que se sintiera identificada, y lo consiguió apostando por una piel muy luminosa con un ligero toque bronceado, ojos muy marcados y tono nude para los labios. En cuanto al peinado optó por un recogido sencillo y elegante, donde pudo lucir un tocado muy especial obra de su amiga Susana de Sumacruz.

No queremos pasar por alto la fantástica alianza de compromiso de Tiffany que le regaló Vicente y que lució junto con un regalo muy especial que le hizo su suegra, los espectaculares pendientes de perla y diamantes.

Para completar el look, Jelena escogió los famosos e ideales Rockstud de Valentino en color nude y con un altísimo tacón.

“Quise llevar un ramo romántico y delicado combinando peonía y rosas en colores neutrales”.

Para llevar a cabo la elaboración confió en el equipo de Elisabeth Bluemen.

Jelena y Vicente contrajeron matrimonio en la majestuosa Iglesia de Santa Bárbara, situada en el centro de Madrid, un lugar muy significativo para ellos ya que sus primeras citas fueron en el barrio donde está la iglesia.

“Creo que celebrar una boda en un castillo ya es especial de por sí, pero además este destaca por sus magníficos jardines y sus amplios salones”

Para la celebración eligieron el precioso Castillo de Viñuelas.

Del cátering se encargó Aldovea resultando ser todo un éxito entre los invitados y la decoración floral fue trabajo de Búcaro, que dejaron las mesas espectaculares.

Todas las fotos publicadas son obra de Elena Bau, que supo capturar todos los momentos más especiales y sentidos de la forma más natural posible.

“Quedamos muy contentos con las fotos, han sido muy impresionantes y emotivas”

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *