La boda de Reyes y Enrique

12 abril, 2018



¡Buenos días!

Teníamos muchas ganas de enseñaros la boda de esta semana.

Reyes y Enrique son de las parejas que congenias a la perfección en la primera reunión y de las que estas deseando que llegue la boda para poder ver todos los detalles.

Siguiendo la temática con la que hemos empezado la semana, la feria y sus lunares, sus invitaciones de boda fueron una espectacular presentación a su enlace.

“Fueron exactamente como deseábamos, elegantes y maravillosas, para mi gusto más bonitas, ¡imposible!” 

Con sobre de plumeti verde y texto del mismo color, anunciaron su boda a familiares y amigos. A juego, en Micrapelbodas le diseñamos unos planitos del lugar de celebración y que adornaron con una bonita acuarela de la hacienda, obra de nuestra pintora Almudena Arenado.

Os diremos que fueron muchas veces las que comentamos en la oficina las ganas que teníamos de ver a Reyes vestida de novia, y os aseguramos que el resultado nos encantó.

Elegante, sencillo e ideal, así fue el maravilloso trabajo que Manolo Giraldo hizo en su vestido de novia.

En color rosa palo, con manga francesa y tela brocada, Reyes deslumbró en su gran día. Como complemento al vestido lució unos guantes de plumeti.

Manolo supo captar desde el primer momento la idea que le expresó y nos cuenta la novia que:

“había que cuidar mucho el tema, puesto que no era una novia convencional y no es lo mismo casarse con 20 que con una edad”

Para el peinado y el maquillaje contó con el equipo de Paco Cerrato, que la dejaron perfecta. Optaron por un recogido bajo muy natural, donde lució un precioso tocado diseñado por Luis Benítez, y unos preciosos pendientes de Suárez.

Los zapatos, unos salones en rosa palo a juego con el vestido, eran de Magrit.

Por su parte, Enrique eligió para la ocasión traje de chaqueta en gris marengo, camisa blanca y corbata gris todo ello de Ermenegildo Zegna. Llegó a la hacienda acompañado de su preciosa hija, que ejerció de madrina perfecta.

El evento se celebró en la hacienda Los Molinillos. Querían una ceremonia civil rodeada de sus seres queridos, familiares y amigos.

Minutos después, Reyes apareció del brazo de sus dos hijos y junto a su nieto, encargado de llevar los anillos, fueron al encuentro del que se convertiría en su marido.

“Más bonito y emocionante…imposible”.

Tras la ceremonia, oficiada por Mª Teresa Cano, pasaron al cocktail, donde departieron con sus invitados amenizados por un grupo cubano de música que hizo bailar a todos.

Para el Almuerzo, Reyes y Enrique quisieron deleitar a sus invitados, muchos de ellos procedentes desde distintos puntos de España.

“como yo ejerzo de sevillana enamorada de mi ciudad, quise de alguna manera que mi tierra estuviera presente en este día tan importante”.

Y de esta forma, tan sevillana, surgió la idea de adornar con acuarelas representativas de Sevilla los meseros y el sitting, y en Micrapelbodas que nos encantó la ideal nos pusimos manos a la obra. Entre algunas de ellas figuraban: El patio de los naranjos, la plaza de la Virgen de los Reyes, la Maestranza, El Guadalquivir a su paso por Triana…

El almuerzo, servido por Delfín Delicatessen, perfecto y ya al anochecer, el baile siguió con flamenquito, ¡que no podía faltar!.

Disfrutó muchísimo con los preparativos, ilusionada y feliz Reyes quiso supervisarlo todo y no dejó nada a la improvisación. Fue como un sueño hecho realidad.

“Cuando ya tienes una edad, un bagaje y ves como la vida te da una segunda y maravillosa oportunidad y conoces además a una persona extraordinaria como Enrique, sólo puedes experimentar una felicidad y un agradecimiento sin límites”.

 

Gracias por dejarnos compartir vuestro día mágico, emocionante y lleno de felicidad.

Las fotos son de nuestra querida Encarnación Campanario y l a decoración y arreglos florales de Apunto,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*